Cerrar
Supporters 27 agosto 2020, 15:56

Cédric: "El flechazo con el AS Monaco fue inmediato"

Cédric: "El flechazo con el AS Monaco fue inmediato"
¡En todas partes, siempre! Para reconocer a varios simpatizantes monegascos en los estacionamientos al aire libre, asmonaco.com está lanzando una serie dedicada a apoyar a los Rojiblancos, con un retrato de un hincha antes de cada partido de visitante. Este primer episodio con Cédric, residente de la región de Metz y fan incondicional del AS Monaco desde los años 90.

Tiene 35 años, vive con su pareja y sus dos hijos en Folschviller, en Moselle, y ha apoyado al AS Monaco desde que era pequeño. Supervisor de la administración penitenciaria, sus horarios, a menudo escalonado, le permiten ver al club de sus amores una docena de veces al año. Así mismo creo un propio grupo de hinchas del AS Monaco, con el que realiza viajes para seguri al equipo y al que él mismo llamó el “Legiun Munegu 57” . Él es Cédric, uno de los más fieles hinchas Rojiblancos. 

“En el camino, mi padre me dijo que íbamos a ver un partido en el Stade Louis-II con mi tío. Recuerdo que era un Monaco-Auxerre. El flechazo con el club fue inmediato», explica, con sus ojos llenos de estrellas. «Recuerdo que la tienda estaba justo al lado del cerramiento en ese momento y compré sin dudar la camiseta con la diagonal ”, recuerda el hombre que de niño tuvo la oportunidad de conversar con Lilian Thuram por unos minutos mientras el jugador se recuperaba en una sesión de fisioterapia. 

Un momento único con Lilian Thuram

El vínculo con el AS Monaco fue tan fuerte como inmediato. A los pocos días de haber visitado por primera vez el estadio, Cédric viajó con su padre y su hermano al centro de entrenamiento La Turbie, entonces en construcción. El lugar estaba desierto. “En ese momento, un ex fisioterapeuta del club sale y nos pregunta qué estabámos buscando. Dos minutos más tarde vuelve a aparecer y le pregunta a Lilian Thuram si podemos ir a hablar con él. Estuvimos cerca de una hora a su lado, es un recuerdo verdaderamente imborrable”, dice Cédric, consciente de que vivió un momento privilegiado en la cumbre de sus 10 años con quien se encaminaba a ser Campeón del Mundo en 1998 .

“Volvimos al centro de entrenamiento unos días después y mi hermano hablaba con Lilian como si lo conociera. En ese momento estaban Fabien Barthez, Emmanuel Petit, Basile Boli, Eric Di Meco, Sonny Anderson, fue excepcional «, agrega mientras recuerda las primeras epopeyas europeas del AS Monaco, así como el carisma de De Jean Tigana en el banco monegasco. De a poco comenzó a viajar por todo Francia para seguir al AS Monaco y su pasión por el Club del Principado se agigantó.  

Ganábamos 3-1 y Raúl marcó de cabeza. Sin embargo anularon el gol por fuera de juego. Estaba inquieto en ese momento. Era indescriptible esta sensación de haber batido al gran Real Madrid, al de los Galácticos.
CédricHincha del AS Monaco

Las primeras grandes epopeyas europeas

Obviamente son los grandes escenarios los que a uno lo marcan, como por ejemplo la Champions League: «Está la semifinal del C2 contra el Inter en 1997 que me viene a la memoria y que sigue siendo mi primer  gran recuerdo europeo. El de la Champions contra la Juve en 1998 también fue terrible para mí. Y luego la campaña de 2004 fue extraordinaria». Extraordinario, hasta el punto de que vivirá una de sus mayores emociones de apoyar al AS Monaco frente a su televisor, con toda su familia.

“Hay dos partidos que han sido muy fuertes emocionalmente. Está el partido de vuelta contra el Real Madrid que viví con mi padre y mis tíos. Lamentablemente, no logré conseguir un ticket para ir al Louis-II. Cuando ganábamos por 3-1, Raúl marcó de cabeza, pero le anularon el gol por fuera de juego. Estaba súper ansioso en ese momento. Era indescriptible esa sensación de haberle ganado al gran Real Madrid de los Galácticos ”, recuerda Cedric, un poco nostálgico.

Los Emiratos, un recuerdo inolvidable

“Luego, en 2015, recuerdo el partido contra el Arsenal en el Emirates Stadium . Hice el viaje para la ocasión. Llegamos con un equipo diezmado, en ese momento el partido era muy criticado, y los Gunners salían de una serie de 12 partidos invictos. Almamy Touré llegó a disputar su primer partido en un nivel altísimo, marcando a Alexis Sánchez ”, recuerda convencido de que el AS Monaco tenía pocas posibilidades de lograr la gesta en las the finales de la Champions.

“Éramos 3000 en la cancha, creo que fue uno de los viajes más grandes de la historia. Y cuando Berbatov metió su gol, él, el ex Manchester United, fue enorme. Incluso cuando acortaron distancias y quedamos 3-1, fue mágico. Estaba el presidente Rybolovlev, el príncipe Alberto II y el padre de Valère Germain estaba acompañado por su esposa con nosotros en la tribuna, nos quedamos al menos 20-25 minutos cantando después del pitido final, fue verdaderamente genial.»

Viaja a todas partes, incluso en la Ligue 2

Fueron varias y fuertes emociones. Sin embargo, Cédric también vivió la etapa en la que el AS Monaco estaba en su punto más bajo y luchó por la permanencia. “En cuanto a la pasión que tengo por el club, los resultados no tienen impacto. Además, cuando uno lucha por no descender es diferente. Incluso cuando estábamos últimos en la Ligue 2, a cuatro puntos del primer no descenso, cuando el presidente compró el club, seguimos moviéndonos por todas partes, en Clermont, en estadios impensados”, apunta. «En esta situación, luchas por anotar cada gol, por lograr cada punto, y creo que las emociones son incluso más fuertes que el año del título en 2017, por ejemplo, donde dominamos a todos».

El escenario del próximo domingo será en la elite, donde pretende apoyar a los rojiblancos ante el Metz , en el estadio Saint Symphorien. Lamentablemente, es difícil hacerse con un lugar en la grada en tiempos de crisis sanitaria. “Incluso antes del final de mi servicio (entrevista realizada el martes, nota del editor), estaba tratando de conseguir un ticket para ir a la cancha por todos lados. Hay 5.000 entradas, menos las 500 personas del club. Esto deja pocas posibilidades, sobre todo porque dan plazas prioritarias a los abonados de la temporada pasada y a los que han donado para el club. Volverán a poner a la venta los asientos para los suscriptores de esta temporada. Tengo 2-3 posibilidades, pero mantengo la esperanza”.

Cuando viajamos al Louis II con mis amigos, son 2.000 kilómetros por recorrer y tenemos que tomarnos tres días libres. Requiere sacrificios.
CédricHincha del AS Monaco

«Tengo suerte de que mi esposa entienda mi pasión»

Esta vez, quizás irá solo al estadio, aunque ha tomado la costumbre, en ocasiones, de ir acompañado de su esposa e hijos: «Tengo suerte de que mi esposa entienda mi pasión y que ella lo acepta. Nuestras primeras vacaciones fueron en la región de Mónaco, todo fue rápidamente condicionado por eso. Cuando viajamos al Louis-II con mi familia, son 2.000 kilómetros por recorrer y tuvimos que tomarnos tres días libres. Requiere sacrificios. Pero esta pasión es algo que realmente intento transmitir ”, admite Cédric, encantado de poder compartir un poco de esta locura.

Una locura que se prolonga desde hace 25 años y que continuará con un nuevo proyecto. “Soy un trabajador fronterizo alemán y conozco bastante bien la Bundesliga. Creo que Niko Kovac es un entrenador duro y puede ser bueno para algunos jugadores salir de su zona de confort. Tengo bastante confianza, aunque sepamos que se puede tardar mucho en caminar ”, concede de buen grado el lorrainer, que a menudo ha sido objeto de burla en su región, en relación a su sentimiento de pertenencia al club Rocher. 

1 / 4

Con el AS Monaco en la piel

Pero sea lo que sea, la pasión siempre fue más fuerte que el resto: “En la escuela primaria había un 80% de hinchas del Metz y un 10% de Marsella pero yo era el único que hinchaba por el AS Monaco. Al principio me molestan, pero luego recuerdo rápidamente qué es y la historia del club. En cualquier caso, muy a menudo los que critican son partidarios de quedarse en su casa  y no van a la cancha «.

Este domingo sueña con no quedarse en el sofa de su casa a las 15 horas, para poder apoyar al equipo cuyo escudo tiene tatuado en su muñeca izquierda, con la mención: «Daghe Munegu per tugiu». A pesar de la distancia, a pesar de las críticas, estará allí. Pase lo que pase, Cédric siempre estará detrás de los Rojiblancos, arriba y abajo. ¡En todas partes, siempre!

AS Monaco uses cookies on this website. With your agreement, we use them to access how this website is used (analytic cookies) and to adapt it to your needs and interests (customization cookies depend on your browsing and your browser). By continuing your browsing, you give us the permission to use them.