Cerrar
Supporters 31 agosto 2020, 18:51

Cómo vivió Cédric el partido ante Metz

Cómo vivió Cédric el partido ante Metz
El jueves pasado presentamos "En todas partes, siempre", la nueva serie de asmonaco.com dedicada a los hinchas Rojiblancos. El primero en compartir su pasión fue Cédric, residente de la región de Metz, quien estuvo en el estadio Saint-Symphorien este domingo y nos dio sus impresiones del partido.

Desde las gradas, desde el comienzo del partido tuve la sensación de que el AS Mónaco no había venido para sacar un empate, sino para llevarnos los tres puntos. Desde que Benoît Badiashile abrió el marcador, Metz se quedó replegado en sus últimos 40 metros y tuvieron que luchar para poder salir de su propio campo. Los jugadores del Metz recurrieron al pelotazo y el balón caía repetidamente en los pies de nuestros defensores, principalmente en los de Axel Disasi. El central se mostró siempre listo para ayudar a sus compañeros y tomó la iniciativa para salir jugando desde el fondo, junto con Rubén Aguilar, quien se ofrecía como salida por la banda derecha. 

Una ventaja a pesar de la severidad del árbitro

Djibril Sidibé no logró la profundidad que se esperaba por la banda izquierda, algo que hubiera sido letal para el Metz, que se encontraba 100% replegado en su propio campo. El conjunto de Kovac recurrió insistentemente en sus ataques por la banda derecha y  los contrarios ya estaban alerta. El tandem Aguilar-Gelson Martins resultaba una combinación muy peligrosa para la defensa local, pero no pudimos estirar la ventaja y nos fuimos al vestuario 1-0. 

El primer tiempo había sido positivo desde el juego, pero dejó algunos golpes que incidirían en el buen funcionamiento del equipo. Primero la lesión de Aleksandr Golovin y luego las tres tarjetas amarillas que, al regreso del descanso nos complicarían mucho por la doble amonestación, y en consecuencia expulsión, de Youssouf Fofana. Obviamente, esto motivó a los 4000 seguidores de Metz que veían que la posibilidad de empatar jugando 11 contra 10 era latente. 

Un ambiente «bastante especial», versión Covid

La desventaja que nos provocó la expulsión obligó al equipo a replegarse para defender la ventaja. Metz no aprovechó la oportunidad que tuvo de dominarnos en el juego, pero generó seis situaciones de peligro muy claras en contra del arco que defendió Benjamin Lecomte. El arquero tuvo una tarde brillante y su actuación, sumada al gran esfuerzo colectivo, nos permitió llevarnos nuestros primeros tres puntos en esta Ligue 1, a pesar de haber jugado 51 minutos con un hombre menos.

Con respecto a las restricciones de salud con respecto al Covid, la atmósfera era honestamente bastante extraña. Los hinchas  apenas pueden expresar sus emociones con la tapabocas puesto, aunque es necesario. El hecho de estar separados en las gradas, nuevamente es necesario, pero evita esa fraternidad que se genera en una cancha: gritar, cantar, cantar. Todo el estadio, todo el mundo está congelado. Por tanto, el ambiente general es bastante especial en estas condiciones. 

1 / 5
AS Monaco uses cookies on this website. With your agreement, we use them to access how this website is used (analytic cookies) and to adapt it to your needs and interests (customization cookies depend on your browsing and your browser). By continuing your browsing, you give us the permission to use them.