Cerrar
Partidos 29 septiembre 2019, 00:28

Fiesta en el Stade Louis-II

Fiesta en el Stade Louis-II
AS Monaco logró su segundo triunfo en una semana y con una goleada 4-1 sobre Brest celebró ante su gente. Islam Slimani marcó un gol y dio tres asistencias.

El arranque del duelo entre AS Monaco y Brest tuvo a los equipos estudiándose durante los primeros minutos, pero fuimos nosotros quienes pisamos el acelerador para tomar la iniciativa del juego.  La primera oportunidad monegasca llegó desde el botín de Badiashile, quien conectó un fuertísimo remate que no encontró destino de gol. Los dirigidos por Leonardo Jardim comenzaron a ganar en confianza y Cesc Fábregas se puso el equipo al hombro para conducir la ofensiva local. El empate no duraría mucho e Islam Slimani ya avisaba que esta sería su gran noche. El argelino inquietó el arco rival pero Larsonneur logró evitar la caída de su portería que inmediatamente se vio sacudida por Ben Yedder.

Ben Yedder lo hizo de nuevo

El partido tenía el dominio completo del AS Monaco. Sin embargo, el gol no llegaba nunca. No obstante, luego de tanto insistir, un centro de Gelson Martins llegó hasta la cabeza de Slimani, quien cabeceó y luego Ben Yedder logró acomodar la pelota hasta el fondo de la red. El internacional francés marcó su segundo gol de la semana, su quinto en esta temporada en Ligue 1. 

 

AS Monaco 4-1 Stade Brestois
1 / 51

La dupla Slimani – Ben Yedder

El segundo período se reanudó con muchas interrupciones, particularmente debido a la lesión en el ojo Larsonneur (56 ‘) luego de despejar un disparo Bakayoko. El portero estaba seriamente complicado de su visión y tuvo que ser reemplazado. Sin embargo, el debut en esta segunda mitad no fue el mejor para el arquero visitante, que al poco tiempo de haber ingresado cometió una falta dentro del área sobre Ben Yedder y el árbitro decretó el penal que posteriormente Slimani cambió por gol. 

Dentro del fútbol suele decirse que el 2-0 es un resultado mentiroso. Un gol contrario y se ponen a un tanto de la igualdad. Por eso, los dirigidos por Jardim continuaron atacando y gracias a Gelson Martins llegamos al tercero. 

Primer gol para Gelson

Con el 3-0 en contra Brest lucía sofocado ante un AS Monaco imparable. Golovin atacó el arco rival con un tremendo zurdazo que Leon logró desviar. Un tanto de Mendy llegó como un bálsamo para la visita, que inmediatamente después de haber logrado el descuento vería nuevamente la caída de su arco. Con una asistencia de Keita Baldé, que entró en juego unos minutos antes en lugar de Ben Yedder, nos colocamos 4-1 para dar cifras definitivas a una extraordinaria actuación como local.

AS Monaco uses cookies on this website. With your agreement, we use them to access how this website is used (analytic cookies) and to adapt it to your needs and interests (customization cookies depend on your browsing and your browser). By continuing your browsing, you give us the permission to use them.